Decreto 63/2003, de 22 de mayo, por el que se regula el Catálogo de Especímenes Vegetales de singular relevancia de Castilla y León y se establece su régimen de protección.

Sección:I - Disposiciones Generales del Estado
Rango de Ley:Decreto
 
EXTRACTO GRATUITO

DECRETO 63/2003, de 22 de ma yo, por el que se regula el Catálogo de Especímenes Vegetales de singular relevancia de Castilla y León y se establece su régimen de protección.

Los árboles constituye n , sin duda, la más pre s t i giosa y at ra c t iva manife stación de la fl o ra de la Comunidad de Castilla y León. Muchos de ellos, a d emás de cumplir dive rsas y va riadas funciones ecológicas de gran re l eva n c i a , rep resentan hitos en la cultura e historia de los pueblos de nu e s t ra Comu n i d a d.

En Castilla y León existe una gran dive rsidad de especies arbóreas autóct o n a s , re flejo de la rica gama de ambientes ecológicos que confo rman este t e rri t o rio. Pe ro no se puede olvidar tampoco el va riado rep e rt o rio de árboles exóticos que, con el paso del tiempo, se han incorp o rado al paisaje cotidiano, q u edando presentes en la memoria colectiva.

En efe c t o , d e t e rminados individuos vegetales arbóreos tienen un va l o r p at rimonial o un significado cultura l , h i s t ó rico o científico de singular tra n scendencia. Se trata de ejemplares que, por su porte o edad ex t ra o rd i n a ri o s , o bien por su ubicación u otras cara c t e r í s t i c a s , han sido tradicionalmente conoc i d o s , ap reciados y pro t egidos por las colectividades que se han desarro l l a d o en su entorno. Estos árboles fo rman parte del pat rimonio nat u ral y cultural de los ciudadanos castellanos y leoneses. Algunos constituyen un ap oyo real de la cultura común, están relacionados con hechos históricos o fo rman parte de la leyenda y tradición populare s , e incluso del pat rimonio art í s t i c o , como insp i ra d o res de obras plásticas o litera ri a s .

Desgraciadamente, el respeto y el aprecio social del que gozan estos árboles no han sido siempre garantías suficientes para su conservación...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA