DECRETO 41/2009, de 25 de junio, por el que se regula la composición de la Junta Rectora de la Reserva Natural de Acebal de Garagüeta (Soria

Sección:II - Disposiciones Generales
Emisor:Consejeria de Medio Ambiente
Rango de Ley:Decreto
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Las zonas de riesgo moderado están a su vez caracterizadas por:

Suelos de composición media granulométrica, de baja permeabilidad y de discreta capacidad de campo.

Localización de nivel freático de 2 a 15-20 m.

Suelos de profundidad media (no inferior a 50-60 cm.).

Suelos de pendiente moderada.

Aportes moderados de fertilizantes, etc.

Las zonas de bajo riesgo se caracterizan por:

Suelos de textura arcillosa.

Suelos poco permeables y con elevada capacidad de campo.

Terrenos profundos (más de 60-70 cm.).

Localización de la capa freática a más de 20 m.

Suelos con escasa pendiente.

Actuaciones:

Una buena práctica de riego debe tratar de evitar la percolación y la escorrentía superficial del agua y de los nitratos en ella contenidos y conseguir valores altos de eficiencia distributiva del agua.

Para conseguir valores elevados de eficacia distributiva del agua, el método de riego desempeña un papel determinante.

Los principales factores agronómicos que influyen en la elección del método de riego son las características físicas, químicas y orográficas del suelo, las exigencias y/o características de los cultivos a regar, la calidad y cantidad del agua disponible y los factores climáticos.

Para evitar la pérdida de nitrato en riego, el riego a manta puede ser adoptado en suelos arcillosos y en cultivos dotados del sistema radicular profundo.

El riego a manta se desaconseja en zonas de riesgo elevado y moderado.

Cuando se adopta el riego por infiltración lateral (por surcos) conviene recordar que el riesgo de lavado de los nitratos decrece:

A medida que se avanza en el surco del inicio al final.

Desde los suelos arenosos, poco expansivos y de alta permeabilidad a los suelos arcillosos, expansivos y de baja permeabilidad.

Desde los suelos superficiales a los profundos.

Desde los cultivos con sistema radicular superficial a los de raíces profundas.

En los suelos muy expansivos se desaconsejan los turnos de riego largos, para evitar la formación de agrietamientos profundos a través de los cuales podría perderse notable cantidad de agua hacia estratos hondos, con transporte a ellos de solutos lixiviados de capas más superficiales.

En el caso de que se practique el riego por aspersión, para evitar pérdidas de nitratos por lavado y escorrentía...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA