DECRETO 358/1991, de 26 de diciembre, por el que se aprueba el II Plan Sectorial sobre Drogas de Castilla y León.

Sección:II - Disposiciones Generales
Emisor:Consejeria de Sanidad y Bienestar Social
Rango de Ley:Decreto
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO

Fecha del Boletín: 31-12-1991 Nº Boletín: 250 / 1991

DECRETO 358/1991, de 26 de diciembre, por el que se aprueba el II Plan Sectorial sobre Drogas de Castilla y León.

El consumo de drogas en la actualidad es un fenómeno complejo que responde a una gama amplia y diversa de circunstancias y del que se derivan fuertes y variadas repercusiones de indole social, sanitaria, político y economico.

Por otra parte, el consumo de drogas y los problemas que de él se derivan tienen incidencia tanto a nivel individual y familiar como colectivo, e implican a muy diversos sectores de la sociedad: educación, sanidad, servicios sociales: trabajo, interior, justicia, etc. Asimismo, el consumo de drogas no es un problema coyuntural que presumiblemente vaya a desaparecer en poco tiempo. Muy por el contrario, la sociedad en su conjunto debe prepararse para convivir y hacer frente a largo plazo al uso, abuso y dependencia de las drogas. En consecuencia, ante un problema de estas características es preciso adoptar una respuesta planificada, global y a largo plazo, que tenga la suficiente flexibilidad como para ajustarse a la realidad cambiante de un fenómeno dinámico como el de las drogas.

El Plan Nacional sobre Drogas, aprobado en Consejo de Ministros de 24 de julio de 1985, reconoce en su texto el importante papel que deben desempeñar las Administraciones Autonómicas en sus respectivos ámbitos territoríales en la planificación, impulso y coordinación de actuaciones en este campo.

En Castilla y León, la insuficiente coordinación entre las Administraciones Públicas y las ONGS implicadas en el sector drogas, determinó que la Junta de Castilla y León aprobara el Decreto 214/1988 de 10 de noviembre, por el que se regula la estructura vigente de coordinación en materia de drogas para la Comunidad de Castilla y León y en el que se encomendaba, a la Consejeria de Cultura y Bienestar Social la colaboración de un Plan Regional Sobre Drogas ante la insuficiente, heterogénea, escasamente planificada y falta de continuidad en el tiempo de las actuaciones de prevención, asistencia y reinserción social de drogodependientes realizadas hasta ese momento en la Comunidad Autónoma.

El primer Plan Regional sobre Drogas de Castilla y León, aprobado por el Decreto 252/1988, de 29 de diciembre, de la Junta de Castilla y León, se proponia ordenar las actuaciones en materia de drogas y ampliar los recursos destinados a abordar este problema.

Asimismo, el Plan se planteaba como objetivos el impulso y mejora de los programas de intersención y la creación de una doctrina en este Campo que posibilitará la adopción de un discurso compartido y la incorporación del número más amplio posible de Administraciones Públicas y ONGS al citado Plan Regional.

Por otra parte, la Junta de Castilla y León promulgó el Decreto 31/1990, de 22 de febrero, por el que se disponia la elaboración del Plan Regional de Salud para nuestra Comunidad Autónoma, y el Decreto 68/1991, por el que se aprobaba el Plan Estratégico de Salud para Castilla y León, en el que se incluia el alcohol y las drogas como una de sus áreas de intervención y en el que se formulaban objetivos generales y de proceso a corto, medio y largo plazo en este area.

La evolución experimentada durante los últimos años del problema del consumo de drogas en España y en nuestra Comunidad Autónoma, asi como la experiencia acumulada durante tres años de vigencia del Plan Regional Sobre Drogas y la necesidad de enmarcar las futuras actuaciones en este campo dentro del Plan Estratégico de Salud de Castilla y León, hacen aconsejable la elaboración y aprobación de un nuevo Plan Sectorial sobre Drogas que, dentro del marco de competencias de nuestra Comunidad Autónoma, profundice en las líneas de actuación ya iniciadas y articule un conjunto de medidas y criterios que se ajusten a las exigencias actuales y futuras en materia de drogas.

En consecuencia, y a propuesta del Consejero de Sanidad y Bienestar Social, previa deliberación de la Junta de Castilla y León en su reunión de 26 de diciembre de 1991,

DISPONGO:

Articulo 1º

Se aprueba el Plan Sectorial sobre Drogas de Castilla y León, cuyos objetivos, criterios y directrices se recogen en el Anexo I al presente Decreto.

Art. 2º

El mencionado Plan tiene como finalidad orientar, impulsar y coordinar las diferentes actuaciones que en materia de drogas se lleven a cabo en nuestra Comunidad Autónoma y servir de marco de referencia para el establecimiento de la necesaria cooperación y coordinación entre las diferentes Administraciones Públicas. y Organizaciones no Gubernamentales que tiene su ámbito de actuación en nuestro territorio autonómico.

Art. 3º

La Consejeria de Sanidad y Bienestar Social, fijará cada dos años, a partir de los objetivos señalados en el Plan Sectorial sobre Drogas, las prioridades de actuación en este campo.

Art. 4º

Los objetivos y contenido del Plan Sectorial sobre Drogas deberán ser actualizados, con la modificación o ampliación que en su caso proceda, de acuerdo con los resultados obtenidos de su evaluación.

DISPOSICION ADICIONAL

Se autoriza a la Consejeria de Sanidad y Bienestar Social a dictar cuantas disposiciones sean necesarias para el desarrollo y ejecución de lo dispuesto en el presente Decreto.

DISPOSICION DEROGATORIA

Queda derogado, a la entrada en vigor del presente Decreto, el Decreto 252/1988, de 29 de diciembre, por el que se aprobaba el primer Plan Regional sobre Drogas de Castilla y León.

DISPOSICION FINAL

El presente Decreto entrará en vigor al dia siguiente de su publicación en el "Boletin Oficial de Castilla y León".

Valladolid, 26 de diciembre de 1991.

El Presidente de la Junta de Castilla y León,

Fdo.: JUAN JOSE LUCAS JIMENEZ

El Consejero de Sanidad y Bienestar Social,

Fdo.: JOSE MANUEL FERNANDEZ SANTIAGO

ANEXO I

II PLAN SECTORIAL SOBRE DROGAS DE CASTILLA Y LEON

CAPITULO I
Introducción

El consumo de drogas no es un fenómeno ni mucho menos reciente, muy por el contrario hay indicios claros de que el hombre conoce y consume drogas desde muy antiguo. No obstante, desde mediados del siglo XIX, el uso indebido de drogas se ha extendido progresivamente en muchos paises, a lo que no es ajeno, sin duda, el desarrollo de los transportes, que ha producido un incremento en el desplazamiento de las personas y de las mercancías, asi como un rápido crecimiento e improvisada urbanización de los núcleos urbanos y ciertos cambios en las actitudes y valores personales.

En la actualidad las drogodependencias han aumentado en todo el mundo. En muchos paises, el abuso de drogas es una de las principales causas de problemas sanitarios y sociales que amenazan la salud y el bienestar de muchas personas y, muy especialmente, de los jóvenes. Por otra parte, este fenómeno ha dejado de ser privativo de los paises, industrializados, afectando cada vez en mayor medida a los paises en desarrollo y no distinguiendo edades, sexo, ni clases sociales.

Por lo que se refiere a España, el tráfico y consumo de drogas, ilicitas comienza a tener cierta importancia en la segunda mitad de la década de los sesenta con el consumo de cannabis por ciertos sectores de la población. Paralelamente, y a partir de esa década, el consumo de alcohol, tradicionalmente alto en nuestro pais, experimenta un progresivo aumento que hasta finales de la década de los ochenta aún no se habia detenido. A finales de los años setenta, España experimenta, con cierto retraso

relación a los paises desarrollados de Occidente, un significativo aumento y diversificación en el tráfico y consumo de drogas no institucionalizadas. Es en este periodo cuando aparece de un modo relevante la heroina, y el LSD en el mercado y cuando se detecta un desvio de ciertas sustancias psicoactivas al comercio ilegal y al uso no médico.

Desde 1950 y hasta el momento actual, el tráfico de drogas ilegales ha continuado en aumento en nuestro pais, convirtiéndose además España en un lugar de tránsito para la distribución de heroína, cocaína y cannabis a otros paises, fundamentalmente europeos. La evolución del consumo ha sido distinta según las diversas drogas; así mientras que el consumo de alcohol y cocaína se ha incrementado y el consumo de anfetaminas, tranquilizantes e hipnóticos ha descendido, el consumo de cannabis, opiáceos, alucinógenos e inhalables se ha estabilizado, con una tendencia al descenso en estas dos últimas drogas.

CAPITULO II

Aproximación epidemiológica al consumo de drogas en Castilla y León

En Castilla y León la situación no es muy distinta a la descrita en términos generales para todo el Estado Español. Sin embargo, nuestra Comunidad Autónoma presenta ciertas particularidades que conviene tener en cuenta a la hora de diseñar un plan de actuación en materia de drogas. Estas particularidades se comentan seguidamente en un análisis individualizado de las principales drogas de consumo a partir de los datos disponibles de distintas encuestas epidemiológicas recientemente realizadas a nivel nacional y regional.

Alcohol. En Castilla y León, como en el resto del Estado Español, el principal problema de consumo de drogas en la actualidad es el alcoholismo. No hay que olvidar que en nuestro pais, uno de los que en el mundo dedican más hectáreas al cultivo de la vid y que ocupa el tercer lugar en el mundo en cuanto a producción y consumo de alcohol; las consecuencias derivadas del abuso de bebidas alcohólicas son un problema social y de salud pública de primer orden, calculándose en varias decenas de miles las muertes anuales directamente relacionadas con el alcohol.

Según diversos estudios epidemiológicos realizados a nivel...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA